Nebulosa planetaria del reloj de arenaAstronomía Moderna


Sitio en construcción

Sobre la Astronomía
  - La actividad astronómica
- La Astronomía en Argentina
- La Astronomía de todos los días

 

El Universo de Estudio
  - El universo conocido
- El cielo visible
- El calendario

 

El sistema solar
  - Descripción general
- Las leyes de Kepler
- Perturbaciones
- Nuestro sistema planetario
- Descripción de los Planetas
- Mercurio
- Venus
- Tierra
- Marte
- Plutón
- Júpiter
- Saturno
- Urano y Neptuno
- Los satélites naturales
- La Luna
- Los asteroides
- Los cometas
- Meteoros
- Eclipses

 

Estrellas
  - Las constelaciones
- Distancia a las estrellas
- Movimiento de las estrellas
- Definición de estrella
- Estructura estelar
- Composición
- El Sol
- La atmósfera solar
- Evolución de las estrellas
- Púlsares
- Los agujeros negros
- Las estrellas variables
- Sistemas estelares
- Gas y polvo interestelares
- La Vía Láctea

 

Galaxias
  - Definición y distribución
- Morfología de las galaxias
- Las galaxias activas
- Corrimiento al rojo
- Las galaxias interactuantes
- Supercúmulos de galaxias
- Canibalismo galáctico
- Corriente de galaxias
- Las radiogalaxias
- Los quásares
- Las lentes gravitatorias

 

Apuntes de cosmología
  - Principios cosmológicos
- Después del Big Bang
- Materia oscura

 

Cronología de la exploración del Universo
  - Cronología

 

Bibliografía
  - Bibliografía
- Léxico

 

Links
  -La foto astronómica del día (inglés)
-Reloj Astronómico


Ultima actualización: 09/03/2012

 

Mercurio



Existen registros de Mercurio desde el año 264 A.C., aunque debido a su gran proximidad al Sol, es difícil verlo a simple vista. Los griegos le dieron dos nombres diferentes creyendo que se trataba de dos astros distintos, en razón de que algunas veces este planeta se observa hacia el Oeste y otras hacia el Este del Sol; entonces era Apolo cuando aparecía como "estrella" de la mañana y Hermes cuando se lo veía por la tarde. Luego los romanos fundieron ambos astros con el nombre de Mercurio.

Mercurio es el planeta más cercano al Sol y recibe unas diez veces más energía solar que la Tierra; durante el día en Mercurio se alcanzan altísimas temperaturas (T = 430 °C) que bajan muchísimo durante su noche (T = -180 °C).

Mercurio presenta fases como las de la Luna (y Venus); por lo tanto, su brillo aparente depende de la fase en que se halle y de la distancia en que se encuentre; al igual que el planeta Venus, Mercurio alcanza su máximo brillo en su fase "creciente" y no cuando aparece "lleno".

Rota sobre sí mismo lentamente, por esta causa el planeta se mueve primero de Este a Oeste del Sol; luego, por cierto lapso, de Oeste a Este para después volver a la primera dirección.

Foto tomada por la nave
Mariner 10, NASA

Entre los terrestres, Mercurio se destaca por ser el más pequeño y tener la menor masa y su velocidad orbital es la máxima entre todos los astros del Sistema Solar, por lo que su año es el menor.

Señalemos que Mercurio no tiene satélites a su alrededor. El albedo (relación entre la cantidad de energía luminosa recibida y reflejada) de Mercurio es tan débil como el de la Luna, algo que se interpreta como debido a que la luz solar se refleja sobre una superficie sólida, más bien que en una atmósfera; también es destacable su alta densidad, la mayor del Sistema Solar (exceptuando a la Tierra). La sonda Mariner 10 detectó que Mercurio poseía campo magnético y una atmósfera sumamente tenue.

En la superficie de Mercurio hay cráteres de aspecto y distribución similar a los de la Luna: el mayor tiene 1.300 kilómetros de diámetro; también hay llanuras y colinas. Recientemente se ha detectado la presencia de glaciares de agua en su superficie en lugares donde la luz solar no penetra jamás; algunos glaciares se encuentran en cráteres.




Página Principal



© Copyright 2000/2001 A. Feinstein, H. Tignanelli, C. Feinstein Astronomia-Moderna.com.ar.